Ciudad de México, una ciudad Santuario para los Derechos Humanos: Angélica de la Peña


Angélica

Discurso pronunciado por la Senadora Angélica de la Peña en el Conversatorio: “Conmemoración del Décimo Aniversario de la Interrupción del Embarazo en la Ciudad de México”.

 

Angélica de la Peña Gómez (APG): Buenas días, el día de hoy es un día muy importantes para todas las mujeres en nuestro país, en el mundo.

 

Es un asunto -hoy que vamos a tratar un tema, una materia, como le quieran decir- de los más trascendentales para la vida de las mujeres.

 

La vida de las mujeres, y me refiero en general a las mujeres de todo el mundo,  y particularmente a las mujeres de todo el mundo, a las mujeres de México, a las mujeres de nuestra ciudad, la Ciudad de México que hoy va a gozar dentro de pocos meses de todos los derechos que se tienen reconocidos para las otras 31 entidades de las entidades federativas del país y por lo tanto este proceso democrático que se ha emprendido desde hace muchos años para lograr reconocer los plenos derechos de las mujeres y de los hombres de todas las edades, que viven y transitan por esta Ciudad de México.

 

El día de hoy vamos a tratar justamente una de las materias más importantes que están inscritas precisamente en el reconocimiento de los derechos de las mujeres, los derechos plenos de las mujeres, pero además, inevitablemente, mencionar lo que hoy vamos a tratar en el Senado de la República le causa cierto escozor y urticaria a mucha gente por desgracia.

 

Como este Senado es un Senado plural, es un Senado abierto, democrático, a un lado de este salón puede estar realizando otro evento totalmente distinto con otra temática totalmente distinta a la que estamos tratando hoy.

Quiero agradecer la presencia de cada una y cada uno der ustedes que están aquí.

 

Me parece muy importante que en este décimo aniversario que se cumple una de las políticas más trascendentales de la Ciudad de México, que la hace ser una de las ciudades, casi podría decir, “santuario”, sí, una de las ciudades “santuario” de nuestro país.

 

“Santuario” porque en esta connotación que conocemos de las ciudades santuarios de los Estados Unidos que están enfrentando  al gobierno ultraderechista de Donald Trump, que entre otras cosas se caracteriza por violentar permanentemente con todas sus acciones, con sus políticas públicas que está intentando impulsar precisamente para agredir particularmente a las mujeres, los derechos que hemos logrado en los últimos años, en las últimas decenas de años, pues creo que es una referencia que la cae bien a la Ciudad de México, definida como una “ciudad santuario”.

 

No solamente, por cierto queridas compañeras, por la interrupción del embarazo, no solamente por eso, sino por otras acciones importantes que en la Ciudad de México se han impulsado: el matrimonio igualitario, los derechos a adoptar por estas parejas -que se casan o no se casan- del mismo sexo, lo pueden hacer con toda la libertad; las políticas públicas para el cuidado de los descuidos que es algo muy importante y luego no se conoce mucho, y así puedo decir una gran cantidad de cosas alrededor de lo que esta ciudad ha logrado; ha logrado desde que es gobernada por la izquierda y eso se nota.

 

Quisiera se hicieran más cosas, quisiéramos que no pasaran algunas cosas que observamos que nos preocupan mucho.

 

Pero me parece que el día de hoy, estamos muy contentas quienes estamos de este lado porque la conmemoración de los 10 años que hoy se cumplen de una de las políticas más importantes que contra viento y marea, la gran discusión que se dio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en función de dos controversias constitucionales, una emprendida por la PGR y la otra por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en la antigua época de la CNDH, resultó en una gran discusión en la Suprema Corte que hoy todavía seguimos recurriendo a ella, seguimos viéndola, seguimos otra vez, refrescando nuestra memoria de los debates importantísimos que se dieron, sobre todo, los debates doctos que se dieron para conocer todos los vericuetos alrededor de esta materia que no deja de tener, por supuesto, un enfrentamiento entre conceptos moralinos y conceptos científicos, finalmente es eso.

 

Y entonces el gran problema que se ventila en esas discusiones, además de dirimir científicamente la materia, ¿cuándo comienza la concepción?, ¿cuándo se puede terminar eso que queda ya finalmente en los primeros días, las primeras semanas, se puede considerar una persona?, etcétera, etcétera.

 

Pero también la otra parte del problema. Más de un millón de mujeres en nuestro país han sufrido los embates de realizarse abortos mal practicados. Ese es una asunto que tendríamos que estar ventilando permanentemente porque en este santuario no tenemos ese problema pero en otros estados de la República sí tenemos ese problema que además enfrenta una doble moral.

 

La doble moral, las mujeres que tienen recursos, van a las clínicas clandestinas y no tienen absolutamente ningún problema de salud. Regresan a sus casas, a sus actividades y resuelven el embarazo que puede trastocar sus vidas.

 

Pero por otro lado, tenemos una criminalización de la pobreza, porque las mujeres pobres son las que sufren el no tener las condiciones de acceder económicamente  a este tipo de clínicas.

 

Por lo tanto, las repercusiones de  hacerse abortos mal practicados nos lleva que este problema sea la quinta causa de muerte de mujeres en nuestro país.

 

Eso no se dice. Hay que decirlo con todas sus letras: la quinta causa de muertes en nuestro país de mujeres, es en edad fértil, es precisamente por abortos mal practicados, interrupciones que se realizan en condiciones extremadamente riesgosas, extremadamente inapropiadas y por supuesto, en la mayoría de las veces, por eso, es el resultado por personas totalmente incapaces, no preparadas para poder realizar estas interrupciones.

 

No hay absolutamente ninguna posibilidad de que esas mujeres puedan contar sus historias, las que sobreviven y que quedan en muchas ocasiones mutiladas, quedan efectivamente con traumas porque no hay una atención debida.

 

Aquí en la Ciudad de México, y de eso nos van a hablar nuestras invitadas de lujo del día de hoy. Las cuatro tienen una experiencia docta, un trabajo de años, un trabajo que las ha llevado a tener un gran conocimiento de esta materia que hoy estamos tratando a diez años del aniversario de la interrupción legal del embarazo en la Ciudad de México.

 

Agradezco de manera puntual, en primerísimo lugar a Regina Tamez Noriega. Ella es directora general del Grupo de Información en Reproducción Asistida, de Reproducción Elegida, pero también asistida; es que eso me alcanzó porque ese es otro tema que también hace GIRE.

 

La conocemos por sus siglas, GIRE, que se ha dedicado justamente a sistematizar; es la organización no gubernamental que trabaja todos los días, todos los días sin descanso para orientar, informarse y orientar para aprender de lo más novedoso y orientar y, sobre todo, para transitar en el camino que nos lleve  a quitarle todas esas telarañas, todas esas cosas enmohecidas que están oliendo a naftalina al rededor de esta materia, y hablamos con la verdad, insisto, a partir de una información, insisto, veraz, que ella se encarga, que GIRE se encarga de integrar.

 

Si queremos cualquier información que trate sobre reproducción elegida o asistida, por supuesto, hay que recurrir a la página de GIRE.

 

Agradezco mucho su presencia y sobre todo, la importancia de su trabajo de GIRE, no se puede entender de otras manera  que en la Ciudad de México, quienes fueron asambleístas en esa época, tuvieron una gran asesoría entre otras personalidades y especialistas, también de GIRE.

Tenemos a la Directora General del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, la doctora Teresa Ichaustegui Romero, que también tiene una gran experiencia en esta materia, pero además ahora, además de ser una feminista académica con una gran trayectoria, hoy, además, tiene y juega un papel muy relevante como parte del gabinete ampliado del gobierno de la Ciudad de México.

 

Estamos pensando cómo le hacemos para que ya deje de estar en ese gabinete ampliado y forme parte del gabinete con funciones de  autoridad, ahí con todos los demás secretarios, en eso andamos pero tiene una gran trayectoria, precisamente como funcionaria desde ese instituto, desde ese mecanismo de las mujeres en nuestra ciudad.

 

Y por supuesto, a una de las especialistas que miren, si queremos particularmente en esta materia conocer todas las investigaciones científicas, escrupulosamente doctas, para saber perfectamente bien cómo explicarnos todos estos vericuetos, insisto, y quitarle el olor a naftalina, es precisamente a Rafaela Shavon que me da muchísimo gusto recibirla acá en el Senado.

 

Pero, demás cierra este panel, la dejé al final porque ella sabe que tengo especialmente un gran reconocimiento, somos socias de la vida, no podríamos estar de ninguna manera estar haciendo lo que hacemos, yo en lo particular, ella no. Ella no me necesita, yo sí la necesito a ella.

 

Además de la especialidad en la materia es toda la amplitud en el espectro de las causas de los derechos del ejercicio de la garantía de los derechos humanos de las mujeres en toda su diversidad y multiculturalidad, y precisamente cierra esta presentación a quien le tengo un gran reconocimiento que pudo resolver un asunto que tenía porque ella sabía que era importante estar aquí, y le agradezco mucho a la doctora Marcela Lagarde de los Ríos que esté acá con nosotras, y le vamos a pedir al final -ya sé que no puede hablar mucho- pero aquí  le vamos a pedir que nos diga desde su ronco pecho, nos diga lo que sé y que tiene que decir alrededor  de esta lucha, a ella no le gusta que digamos que es una lucha pero ha sido un batallar permanente de todas las mujeres, de todas las mujeres durante muchísimos, muchísimos años haber logrado lo que hoy tenemos finalmente en México y tenemos que cuidar como la niña de nuestros ojos.

 

Fíjense lo que digo, literal, literal, tenemos que cuidarla a la ILE como la niña de nuestros ojos. Y ahorita vamos a entrar en materia y seguramente nuestras expertas de este lado nos van a decir por qué.

 

En primer lugar le voy a pedir a Regina Tamez que sea tan amable de tomar la palabra.

0-0-0