Semana de la Seguridad Social Edición 2017 / La Crónica de Hoy


Mayans

Las últimas cuatro ediciones de la Semana de Seguridad Social llevadas a cabo en el Senado de la República, organizadas por la Comisión de Seguridad Social que tengo el honor de presidir como Senador de la República, representando a mi querido Tabasco, me han dado muchas satisfacciones, porque pocas cosas me brindan tal privilegio, como es el honor de servir a mis representados, ya que, he repetido, y lo diré cada ocasión que las circunstancias se presten, que me considero un representante popular y no propiamente un político.

México, nuestra querida patria, tiene un mundo de políticos, y lo que necesita de verdad son representantes populares que tengan la sensibilidad de ponerse en los zapatos de los mexicanos que sufren, que padecen bajos salarios y que reciben pensiones pequeñas, que se asemejan a limosnas institucionales después de haber trabajado durante toda su vida. Tenemos que luchar por el pueblo mexicano trabajador, que es el que hace posible que México salga adelante y sea un país de pie. Esa es la verdad.

El destacado jurista nacido en España y llegado a México como consecuencia de la Guerra Civil Española, y quien hizo de México también su patria, Néstor de Buen, a quien recordamos con respeto y cariño, escribió en una ocasión: “No puede haber seguridad social privada, y si la hay, es cualquier cosa, menos seguridad social”.

El gobierno de México creó desde hace varios sexenios una institución para el caso: El Instituto Mexicano del Seguro Social, que en este periodo dirige Mikel Arriola, un hombre sensible y atento a la institución. El IMSS tiene sólo una función desde su creación: ocuparse del bienestar de los trabajadores, es decir, de personas, de hombres y mujeres pensionados, de sus familiares, de aquellos que con su trabajo le han dado los años de su fuerza laboral a México.

Esta quinta edición de la Semana de Seguridad Social Edición 2017, que se tituló: Reformas estructurales y re-reformas de pensiones en países de América Latina: lecciones para México, me dejó como su responsable principal, enormemente satisfecho. Los temas tratados fueron actuales e interesantes ante las coyunturas que vive nuestro país; y además por el nivel de calidad, calidez y humanismo de nuestros treinta y tres invitados, entre los cuales estuvieron invitados de Chile, Argentina, Colombia, Perú y, por supuesto, de nuestro querido México.

En estas jornadas tuvimos una oportunidad extraordinaria de escuchar y aprender de la experiencia de reforma, en los años ochenta y noventa del siglo pasado, en países de América Latina; así como de las políticas de revisión de estas reformas y los intensos debates que se están llevando a cabo en estos momentos a la luz de los resultados y tendencias más evidentes que, se quiera o no, imponen una verdad: no se cumplieron buena parte de los supuestos sobre los que se erigieron las reformas estructurales, sustitutivas, mixtas, o paralelas, como el incremento de la cobertura, monto adecuado de las pensiones, menor costo administrativo, una mayor equidad con los trabajadores, -hombres y trabajadores- de menores ingresos, autofinanciamento (los sistemas reformados precisan subsidio fiscal) y disminución del déficit fiscal provisional.

La mayoría de las reformas, tomaron la transición demográfica, como uno de los fundamentes de peso, pasando a un segundo plano las condiciones estructurales o, como se dice ahora, macroeconómicas de las economías, los mercados de trabajo y las estructuras salariales. Aprendimos mucho de los especialistas chilenos que nos hicieron el honor de instruirnos con su experiencia y sus conocimientos, el Dr. Alvaro Gallegos, el líder sindical Luis Messina, y el Dr. Jaime Ruiz-Tagle. Después de más de treinta años para Chile y veinte para México, los ministerios de Hacienda encuentran que hay que hacer “ajustes” en perjuicio del trabajador, y no del Estado ni de quienes planearon el sistema de pensiones. Como el Senador de la República, que el pueblo de Tabasco, me hizo el honor con su voto y voluntad, termino diciéndoles a todos los responsables, que el sistema de pensiones, es un humanismo y no un negocio.

 

Senador por el Estado de Tabasco

Twitter: @SenadorMayans

Web: fernandomayans.mx

Facebook: SenFernandoMayans