Importante la participación de la sociedad civil en el diseño de la Ley General de Desaparición Forzada: Angélica de la Peña


Angélica

Intervención de la senadora Angélica de la Peña Gómez, del Grupo Parlamentario del PRD, durante presentación del libro “Desapariciones en Nuevo León desde la mirada del CADHAC. Informe 2009-2016”.

 

Angélica de la Peña Gómez (APG): Buenos días.

 

Nos da mucho gusto, es un honor, el día de hoy en el Senado de la República las ex senadoras están presentando un texto, ensayo, libro que es muy importante conocer, sobre la integración de cada una de sus páginas, sobre la experiencia que ha tenido, las desapariciones en Nuevo León desde la mirada, justamente, de la organización que se ha encargado desde hace muchos años, prácticamente (inaudible) el informe se refiere a un periodo del 2009 al 2016 y que la CADHAC, que es de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos de la Sociedad Civil de Nuevo León ha estado trabajando para encontrar a personas desaparecidas en el norte del país.

 

¿Por qué es importante presentar este texto en el Senado de la República? Por varias cuestiones; en primer lugar, es de todas y todos conocido que estamos como Cámara de origen discutiendo la Ley de Desaparición Forzada y Cometida por Particulares; pero también porque parte importante de lo que tenemos que plasmar en el texto de esta ley, que tenemos mucho tiempo trabajando, compleja, sui géneris, una ley que no puede tener referencia  en ninguna otra legislación en esta materia, en otras partes del mundo, quizás un poco similar sea el caso de Colombia, pero por la experiencia que tiene Colombia hemos aprendido que esta ley tiene que tener algunos otros elementos, mecanismos, y sobre todo una construcción que esté inscrita también en los estándares internacionales que se han dedicado justamente a integrar toda esa experiencia y a asesorar en cómo ha organizado las distintas convenciones en la materia, particularmente la de Naciones Unidas que es junto con la Interamericana las dos convenciones que están inscritas en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

 

Y quiero destacar el caso particular de la convención de las Naciones Unidas, porque por ser más nueva y por haber aprendido justamente el cómo se ha ido resolviendo este tipo de fenómenos delictivos de violaciones a los derechos humanos en distintas sociedades del mundo, pues es mucho más avanzada en sus preceptos de la Interamericana.

 

Sobre todo es muy importante destacar que la experiencia a la hora de diseñar leyes tiene mucho que ver con tomar la consideración, la expertis de las organizaciones que en nuestro país, desde hace mucho años, por desgracia, han tenido que asumir las responsabilidades que competen a las distintas autoridades.

 

 

Particularmente las que tienen que ver con el ámbito local y con el ámbito municipal.  Hay que decirlo, el grave problema que tenemos en muchas de las violaciones a los derechos humanos, en el caso de esta materia de desaparición forzada y desaparición cometida por particulares, tiene entre otros obstaculizadores un marco y un ámbito de ejecución por parte de las autoridades del Poder Ejecutivo, bastante omiso, incluso bastante cuestionado en el ámbito local. Hay que decirlo.

 

Es un problema que tenemos en todo el país, es un problema que desde el Senado hemos venido enfrentando.

 

Y entonces buscar cómo logras que una ley general –como la que estamos discutiendo- pueda resolver los problemas del país sin violentar el pacto federal, sin tampoco quitar la responsabilidad que tienen los ámbitos locales, pues ha sido todo un reto.

 

Y la experiencia de CADHAC, la experiencia de Nuevo León, de todo esto que ha venido logrando, porque quiero destacar, son los logros, no solamente son intenciones, son los logros los que quedan debidamente constatados en la práctica. Eso es lo que tenemos que tomar en cuenta.

 

Las senadoras, tanto la presidenta de la Comisión de Gobernación, la senadora Cristina Díaz; como la senadora Pilar Ortega, presidenta de la Comisión de Justicia y su servidora, estamos muy contentas de tener aquí, además, a alguien que estimamos muchísimo –paisana, por cierto, de la senadora Díaz- la hermana Consuelo Gloria Morales Elizondo que ha sido – a ver, no quiero exagerar, no quiero que se diga que le estoy dando mucha, mucha crema a los tacos, como tú dices, porque yo sé que eso no te gusta- pero a ver, si es verdad que ha sido la conducción de la hermana Consuelo con su equipo muy importante para que CADHAC pueda tener el prestigio que tiene hoy.

 

Y por lo tanto, sin más intervención, yo me voy a permitir enumerar, tenemos aquí un cartel de lujo, además de nuestras queridas compañeras presidentas de la Comisión de Gobernación y Pilar Ortega, pues también tenemos la presencia de doña Virginia Buenrostro Romero, que es integrante del grupo Amores, que es Agrupación de Mujeres Organizados por los Ejecutados, Secuestrados y Desparecidos en Nuevo León; y ella además tiene toda la autoridad por su expertis, pero por desgracia porque es madre de una de las víctimas, es madre de dos víctimas que por desgracia ella nos contará.

 

Pero ha tomado la batuta para la construcción y entonces también ha tenido una presencia importante desde Amores para coadyuvar desde las organizaciones de la sociedad civil en las repuestas que el Estado mexicano tiene que concretar, tiene que plasmar en la legislación, pero sobre todo en los compromisos desde el ámbito Ejecutivo y por supuesto de la procuración de justicia y más adelante llevar a estos criminales ante la justicia.

 

De lujo también es el Primer Visitador Ismael Eslava Pérez, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que siempre está muy atento a trabajar con nosotras, con el Senado de la República, y agradecemos mucho su presencia señor visitador.

 

A Arroyo Castellanos, ella es integrante del Comité Cerezo México, que aglutina una de las organizaciones más importantes de nuestro país, que tienen toda una expertis en esta materia, tienen un gran conocimiento y nos da mucho gusto que haya aceptado la invitación a comentar este libro de CADHAC.

 

Y por supuesto también a Sylvia Aguilera García. Directora Ejecutiva del Centro de Colaboración Cívica, muchas gracias por estar acá. Ambas de organizaciones no gubernamentales y con una gran experiencia, y seguramente va a ser también muy importante lo que ellas nos comenten sobre este libro.

 

 

0-0-0