Entrevista a la senadora Angélica de la Peña Gómez


Angelica

Entrevista a la senadora Angélica de la Peña Gómez, del Grupo Parlamentario del PRD.

Pregunta (P). (Inaudible).

Angélica de la peña Gómez (APG). El resolutivo del CEN es muy claro, está debidamente fundado por el propio partido, fue votado, fue discutido ampliamente en el CEN y fue votado.

P. ¿Ahora tendría que convocaros la nueva coordinadora o coordinadora provisional, no?

APG. Sí, porque uno de los resolutivos establece que tiene que asumir la vicecoordinadora las funciones, y todo el grupo parlamentario tiene que estar circunscrito a esta conducción.

P. ¿Pero cuántos legisladores sí podrían estar circunscritos a la bancada?

APG. A ver, ése es un asunto también de personal decisión, de una individual decisión que cada persona toma, y hay compañeros y compañeras que han tomado decisiones en función de su libre albedrío y pues tienen que actuar con consecuencia, lo que hizo el partido fue simplemente aplicar el estatuto.

P. ¿Y usted coincide con esta visión que tiene el senador Barbosa, que fue un golpe para la bancada?

APG. No, a ver, yo creo que esto no es que haya caído del cielo, es causa-efecto, digo, hay que aplicar el sentido común y la lógica, hay una causa-efecto, es una causa-efecto, alguien toma una decisión y entonces la consecuencia de esa decisión viene aparejada de consecuencias.

P. Oiga senadora, pero ni siquiera se le dio derecho de audiencia (inaudible).

APG. ¿Estás defendiéndolo?

P. No, yo le estoy preguntando. El estatuto no se aplicó.

APG. No, sí se aplicó, están ahorita en un proceso de derecho de audiencia en estos momentos.

P. ¿Después de la decisión?

APG. No, bueno, pero el estatuto es muy claro en ese sentido, yo creo que el estatuto es muy claro en ese sentido, no creo que haya, desde mi punto de vista, y conozco muy bien, yo soy fundadora del PRD, y siempre he estado en la redacción de los documentos básicos del partido, conozco el proceso de transición del primer estatuto hasta el último estatuto, y entonces esta es una atribución que asume el partido, su dirección nacional a partir de lo que establece el estatuto, él tiene cinco días para tomar, para acudir al partido, lo puede hacer él personalmente o por escrito para que tenga su opinión respecto a la decisión, y tiene el derecho, como cualquier persona, en el marco de un Estado de derecho, con un debido proceso legal, para incluso impugnar, inconformarse, hacer lo que él crea conveniente respecto a la decisión que tomó el CEN.

P. ¿Usted como defensora de derechos humanos cree realmente que se pueda tomar una decisión así sin que primero se le escuche? O sea, primero lo quito y ya luego veo qué argumento

APG. No, bueno, a ver, no es que haya actuado el CEN de manera arbitraria, el CEN actúa en función de una decisión que toma un compañero, que tiene una responsabilidad institucional, que forma parte de la dirección nacional del partido, no es la decisión que toma solamente como senador, sino es la decisión que él asume, que él toma, como parte de una dirección nacional, es una característica distinta, no es un asunto que él toma como senador, él asume una decisión también que tiene consecuencias en su calidad institucional de lo que él representa.

P. Pero siempre hay un debido proceso, ¿aquí se siguió el debido proceso?

APG. Yo creo que sí, yo creo que está debidamente fundado, yo leí hoy el resolutivo y francamente me parece que está debidamente fundado, y como en todo proceso las partes tiene derecho a impugnar, inconformarse, incluso desistirse, no sé.

P. ¿Qué opinión le merece este calificativo…?

APG. Sí, pudiera ser, es parte de un proceso.

P. Dice que van a quedar en ridículo.

APG. Bueno, a ver, yo no voy a ponerme a discutir de ninguna manera lo que en este caso él pueda aducir, porque entonces voy a llevar un juicio en una situación que no es propicia, me parece que el ámbito está en la dirección nacional, está en las instancias que tienen que intervenir y ahí es donde tiene que dirimirse, no voy a dar mi juicio personal, ya lo dije que desde antes que me parecía que había una situación que daba como consecuencia una serie de decisiones que desde mi punto de vista debía haber tomado, es consecuencia.

No las toma, él insiste en querer estar y entonces el partido lo que hace es aplicar el estatuto respecto de las responsabilidades y obligaciones que tiene él como militante del partido, pero además institucionales que tiene como coordinador del grupo.

Eso es un asunto de causa y efecto.

Entonces, en ese sentido pues me parece que él tiene que tomar las decisiones que él considere. Está consultando con los compañeros que tomaron la decisión junto con él, bajo su coordinación y yo creo que está muy claro cuál es la posición que está tomando y yo creo que se tiene que analizar por parte del proceso que se está dando dentro del partido.

P. ¿(Inaudible), cómo está eso de que el CEN podría desistirse de la decisión?

APG. No, incluso él desistirse de estar impugnado, no el CEN, él.

Porque puede parar las cosas en función de decir muy bien, yo sigo como senador haciendo lo que creo conveniente y efectivamente yo dejo la coordinación.

No lo hizo, el CEN está tomando determinaciones y la determinación que toma del CEN es que la vicecoordinación asume la responsabilidad de la conducción del grupo parlamentario del PRD.

O sea estamos hablando del Partido de la Revolución Democrática, o sea, es algo que les pido a ustedes también piensen en la lógica. Alguien que toma una decisión de irse del PRD, pues entonces tiene que actuar en consecuencia.

Se va del PRD.

P: (Inaudible)

APG: No bueno, no es que yo quiera, no es mi decisión personal. Hay un resolutivo del CEN en ese sentido, quienes estén en contra de ese resolutivo, que lo impugnen, los compañeros que dejaron de ser del PRD y que siguen manteniéndose dentro del grupo del PRD, ahora tienen un resolutivo del CEN del PRD que es la representación del partido, desde el punto de vista formal, oficial e institucional, que ha determinado que se fueron del partido y se fueron, por lo tanto están fuera del grupo parlamentario del PRD.

Eso pasa en un sentido lógico.

P: ¿No hay (inaudible) de que se queden si bancada?

APG. No, a ver, yo no puedo hablar de lo que hagan y lo que han hecho cada uno de los compañeros y compañeras que integran el grupo parlamentario.

Yo puedo hablar de mí, yo puedo decirles sobre mi posición, la mía personal, si otro compañero u otra compañera ha tomado otra decisión, pues bueno, siento mucho que se hayan ido del partido.

Y lamento mucho que además se hayan ido del partido además afectando al partido con toda la intención de afectar al partido. Pues es su decisión, claro que no la comparto, por supuesto que no estoy de acuerdo, porque además yo les quiero decir que en muchas de esas decisiones participamos nosotros apoyando a quienes hoy están en su calidad de senadores.

Qué lástima, nos equivocamos, no tienen un arraigo con el PRD. Y entonces así como están ahorita en un lugar, están en otro y están en otro.

Es responsabilidad de cada quien, es responsabilidad de cada quien.

P. (Inaudible)

APG. A ver, no sé. No sé, es una decisión que se tiene que tomar en función de buscar los acuerdos, que se afecte lo menos posible –yo pensaría- lo menos posible al trabajo legislativo que se está haciendo, que me parece que aquí en el Senado deberíamos todos estar potenciándolo como un asunto prioritario para que cumplamos con la responsabilidad que tenemos con la nación, con a quienes representamos.

O sea, a mí eso me parece que no debe quedar dudas de la responsabilidad que asume cada quien, en su responsabilidad como legisladora o como legislador.

Cada quien la tiene y tiene que actuar –supongo- pues en función de esa representatividad.

Las partes internas del Grupo Parlamentario que nos han llevado a tener esta situación fueron provocadas con toda la determinación de desfondar al grupo parlamentario del PRD.

O sea no hay que actuar con ingenuidad, somos políticos y tenemos mucha experiencia como se dan este tipo de casos y en ese sentido, efectivamente, cobró, tuvo un papel relevante quien estaba conduciendo al Grupo Parlamentario y la prueba está es que son sus seguidores los que efectivamente dejan el PRD, está claro eso.

Pero eso no debe de delimitar o demeritar el otro trabajo como legisladores, yo creo que no. Me parece que si hablamos con el PRI, con el PAN, Morena, con otros partidos, pues no tendríamos por qué dejar de hablar y entablar una relación de trabajo legislativo y parlamentario con quienes hasta hoy y a partir de la determinación del Comité Ejecutivo Nacional formaban parte del Grupo Parlamentario, pero que ya no eran del PRD.

0-0-0