Urge nombrar al Fiscal Anticorrupción, pero también hay que acelerar reformas sobre Fiscalía General de la República: Raúl Morón


Moron-8947

El senador Raúl Morón Orozco reconoció la urgencia del nombramiento del Fiscal Anticorrupción, pero destacó la necesidad de acelerar también los procesos para modificar la Constitución en materia de Fiscalía General de la República.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD afirmó que el nombramiento del titular de la Fiscalía Anticorrupción es la piedra angular del Sistema Nacional Anticorrupción que habrá de comenzar su operación el próximo 19 de julio, conforme lo dispone la llamada Ley 3de3.

Sin embargo, apuntó que como condición para un ejercicio autónomo y robusto de la procuración de justicia, es urgente modificar el artículo Décimo Sexto Transitorio del Decreto de reformas constitucionales sobre la Fiscalía General de la República de febrero de 2014.

Esto, dijo, con el fin de eliminar el llamado “pase automático”, regla constitucional que permitiría que el Procurador General en funciones quedara nombrado automáticamente como Fiscal General por el periodo de 9 años.

“La eliminación del ‘pase automático’, que ya tiene consenso político, permite abrir de inmediato, y con un compromiso honesto, el debate sobre el modelo de Fiscalía General autónoma que demanda el país, para emitir la ley de la materia antes de que finalice el presente periodo de sesiones”, aseveró.

Asimismo, Raúl Morón saludó la transparencia y gran participación de los senadores de la fracción con las que se ha desarrollado el proceso de nombramiento del Fiscal Anticorrupción.

No obstante, el senador por Michoacán aseguró que para promover su legitimidad social, se debe garantizar la eficacia del comité de acompañamiento, creado por el Senado como mecanismo de retroalimentación con la ciudadanía, a fin de encontrar juntos el perfil más idóneo para el cargo.

“El Sistema Nacional Anticorrupción fue construido con la ciudadanía, así debemos continuar”, dijo.

Morón Orozco reiteró que la postura del Grupo Parlamentario no es detener ningún proceso legislativo, sino acelerar aquellos que están empantanados y que son fundamentales para enfrentar la grave crisis de corrupción política en nuestro país.

0-0-0