Es momento de hacer la evolución que requiere el Poder Judicial


Piter

Intervención del Senador Armando Ríos Piter para presentar la iniciativa por la que se reforman los artículos 94, 97, 99 y 100 de la CPEUM, en materia de integración y funciones del Consejo de la Judicatura Federal

·         De pronto aparece en la cajuela de un coche un monto de alrededor de 4 millones de pesos. 

·         Un hecho que cualquier país podría significar un verdadero escándalo terrible, preocupante por estar involucrada el área encargada de la supervisión del Poder Judicial, que es el Consejo de la Judicatura. 

·         Que también, el presidente de la Suprema Corte de Justicia que ha presentado una denuncia al respecto, acelere el trámite. 

·         Es momento de que ese debate que ya dimos en el Constituyente de la Ciudad de México llegue aquí al Congreso de la Unión. 

·         Demos un debate fundamental para que el Poder Judicial evolucione, se modernice y garantice verdaderamente que no haya corrupción. 

·         No podemos seguir teniendo la titularidad del Consejo de la Judicatura y de la Suprema Corte de Justicia en la misma persona, porque estamos en un pleno conflicto de intereses. 

·         Es momento de hacer la evolución que requiere el Poder Judicial, y me parece que si en este Senado hemos sido parte importante de la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción, pues empujemos. 

 

Armando Ríos Piter (ARP): …Sé que contaremos con el del propio Presidente del Senado, porque a final de cuentas creo que esas economías que logró la Suprema Corte hoy se pueden ir al Instituto Nacional de Migración.

De tal manera que le agradezco y acompañamos el planteamiento digamos en su vocación.

Amigos y amigas, presento el día de hoy, una iniciativa que busca reformar los Artículos 94, 97, 99 y 100 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y que tiene que ver precisamente con la Suprema Corte de Justicia, con el Poder Judicial y el Consejo de la Judicatura.

Como ustedes saben, recientemente hubo un terrible escándalo de corrupción, no lo puedo calificar de otra manera, cuando de pronto aparece en la cajuela de un coche un monto de alrededor de 4 millones de pesos, el coche estaba a nombre o estaba asignado de Javier Pérez Maqueda, titular de la Dirección General de Inmuebles y Mantenimiento; y bueno, pues un hecho que cualquier país podría significar un verdadero escándalo terrible, preocupante por estar involucrada el área encargada de la supervisión del Poder Judicial, que es el Consejo de la Judicatura, pues aquí solamente se quedó en presentar una denuncia y pues un asunto, como muchos que ocurren, que solamente tienen la llamarada de petate de un momento determinado y que después no tienen el seguimiento puntual y contundente que requieren.

No es un asunto menor, compañeros y compañeras, estamos hablando del Poder Judicial y es indispensable que si queremos, y lo comento que el día de hoy que se están revisando los currículums, y se están haciendo las presentaciones por parte de aquellos hombres y mujeres que aspiran a ser fiscales anticorrupción, pues entendamos que el Sistema Nacional Anticorrupción, una de las partes más importantes es el Consejo de la Judicatura, encargado precisamente de supervisar el Poder Judicial, no es un tema menor, hoy estamos presentando un punto de acuerdo exigiendo que se le dé seguimiento, que la Procuraduría General de la República en su representación social lo tome como el asunto prioritario que es y que también, el presidente de la Suprema Corte de Justicia que ha presentado una denuncia al respecto, pues acelere el trámite, la investigación, la supervisión que tiene que hacer y que le ha encargado a la Contraloría del Poder Judicial de la Federación.

Pero para que no nos quedemos, compañeros y compañeras, en temas de coyuntura, me parece especialmente que en este momento en que la nueva Constitución de la Ciudad de México, pues tiene ataques de varios lados y que hay o que se exhiben posiciones -por lo menos me ha tocado escuchar algunos que señalan que hay que ir para atrás en lo que se avanzó en la parte del Poder Judicial- pues creo que es un momento de que ese debate que ya dimos en el Constituyente de la Ciudad de México llegue aquí al Congreso de la Unión, al Senado de la República.

¿Por qué razón? Porque ya han pasado muchos años desde que en 1994, cuando se hicieran las modificaciones que crearon el Consejo de la Judicatura pues demos un debate que me parece que es fundamental para que el Poder Judicial evolucione, se modernice y garantice verdaderamente que no haya corrupción, ahí donde se tiene que supervisar la implementación de la ley en el Poder Judicial.

¿Y qué es lo que tenemos hasta el día de hoy? Pues tenemos una confusión, y desde mi punto de vista que comparten muchos especialistas en derecho, pues un diseño que limita la plena independencia del Consejo de la Judicatura, repito, encargado de los nombramientos de los juzgadores hasta el nivel de jueces y magistrados, así como la averiguación de las conductas de los jueces y magistrados e imponer en su caso las sanciones que correspondan, de todo esto es encargado el Consejo de la Judicatura, es la parte esencial para darle seguimiento como se planteó en la reforma del 94 al buen funcionamiento, desde la Suprema Corte de Justicia hasta los jueces.

Pues no podemos seguir teniendo, compañeros y compañeras, la titularidad del Consejo de la Judicatura y de la Suprema Corte de Justicia en la misma persona, porque estamos en un pleno conflicto de intereses, así hay que empezarlo a llamar. No están claramente afinados y alineados los incentivos para que el vigilante, el supervisor verdaderamente supervise, porque el vigilado al mismo tiempo es vigilante, el supervisado al mismo tiempo es supervisor.

Tenemos que separar estas dos áreas. Ya lo logramos –repito- en la Constitución de la Ciudad de México; hay quienes lo están atacando ¿por qué? porque es ahí donde se da el nudo, precisamente de cómo funciona el Poder Judicial en el país.

Y jamás vamos a tener una verdadera democracia liberal como la que aspiramos, si seguimos teniendo un Poder Judicial que tenga por lo menos, la sospecha, la preocupación, la percepción del ciudadano o ciudadana, de que hay corrupción.

Hubo cuatro millones de pesos en una cajuela; no es un tema menor. El Punto de Acuerdo está presentando señalamientos que la propia Auditoría Superior de la Federación, ha hecho de licitaciones que se debieron haber hecho públicas y que no se hicieron, contrataciones que se hicieron nada más y nada menos que con la Secretaría de la Defensa Nacional. No estamos hablando de temas menores.

De tal manera que yo los invito, compañeros y compañeras, a que suscriban esta iniciativa. Es momento de hacer la evolución que requiere el Poder Judicial, y me parece que si en este Senado hemos sido parte importante de la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción, pues empujemos para que ese Poder Judicial, no solamente se modernice en su estructura institucional, sino garanticemos que sea parte de la vanguardia del combate a la corrupción en el país.

Es cuanto señor presidente.

-=0=-