La alianza es con los mexiquenses / El Heraldo de México


Barrales

El Partido de la Revolución Democrática está más fuerte y más vivo que nunca, muestra de ello es cómo ha avanzado día con día nuestro candidato al gobierno del Estado de México, Juan Zepeda. Sabemos que estamos enfrentando una de las elecciones más difíciles, una elección de Estado, una contienda en la que todo el país ha podido ver la desesperación de los gobiernos estatal y federal para mantenerse en el poder, con acciones que violan la Ley Electoral.

El fraude electoral es la única manera que conoce el PRI para competir. Ellos creen que acudir en más de 100 ocasiones a entregar apoyos e inaugurar obras les va dar el triunfo nuevamente. Ellos creen que la gente está ciega y no ve la pobreza, la violencia y la inseguridad que viven diariamente. Ellos creen que las encuestas son suficientes para dar por ganada la contienda, lo que hace todavía más evidente su lejanía con la población.

Ya no hay encuesta que asegure el triunfo a nadie, no hay números que garanticen cuál será, el día de las elecciones, la voluntad de los ciudadanos, no sólo en México, sino en el mundo. Ejemplo de esto son las recientes elecciones en Francia, donde triunfó el candidato menos conocido y menos favorecido por las encuestas, pero el más propositivo y el más cercano a los franceses: Emmanuel Macron.

Que las encuestas no confundan a nadie, hasta hoy no han sido certeras porque no han sabido leer la frustración de la gente, porque se necesitan más que números para entender el dolor y su realidad. Estamos preparados ante una elección de Estado, y la maquinaria electoral del PRI no va a ganar el próximo 4 de junio.

Va a ganar el mejor proyecto, va a ganar el candidato que ha dicho cómo va a cambiar el rumbo del Estado de México, va a ganar quien haya demostrado que con trabajo y la suma de esfuerzos puede mejorar la vida de millones de personas, va a ganar Juan Zepeda porque ha sumado el apoyo y la confianza de los mexiquenses día con día.

Tal vez para muchos el avance de Juan Zepeda ha sido una sorpresa, pero para el PRD no porque nuestro candidato surgió de una dinámica plural y democrática, que lo legitimó como la opción más competitiva, incluso para ganar la gubernatura en el Estado de México.

Nos han pedido declinar a favor de otros candidatos, nos han pedido claudicar del proyecto de izquierda progresista que hemos abanderado y que ha sacado de la pobreza a millones de mexicanos en otras entidades del país. Y la respuesta es no.

Que quede claro, seguiremos luchando hasta el último día para ganar esta elección porque hay millones de mexiquenses que confían en el proyecto político, económico y social que abandera nuestro candidato Juan Zepeda. Nuestra única alianza es con la gente y defenderemos cada uno de los votos, porque de ello depende el presente y el futuro de todos los mexiquenses.

*Alejandra Barrales es Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática.