Mestre / Tabasco Hoy


Mayans

(Tercera parte)
Desde su regreso a Tabasco, su terruño natal, el doctor Mestre tenía bien afincado su ideario político. Al igual que en muchas partes de México, Tabasco no era ajeno a los vientos de cambios revolucionarios; el régimen  del General Porfirio Díaz se había transformado en un gobierno dictadorial y anquilosado que en cada relección consolidaba una nueva oligarquía. Como escribió en un famoso artículo es escritor Francisco Bulnes había en todo México paz en lo político, pero no había paz en las conciencias.

El doctor Manuel Mestre se tuvo necesariamente que involucrar con las ideas de cambio social que se intercambiaban en los ambientes  políticos y sociales de la Ciudad de México, en el tiempo en que cursó la carrera de médico en la Escuela Nacional de Medicina. Sus inquietudes personales por la vida pública de su estado natal lo trajeron a Tabasco, donde gobernaba Abraham Bandala, un viejo compañero de armas del mismo Porfirio Díaz. Y fue entonces cuando Mestre haciéndose eco de los aires de cambio que se sentían en el país, encabezados por Francisco I. Madero, comenzó su incursión en la política a través del periodismo, y se inició como articulista en el periódico El Monitor Tabasqueño.

En sus artículos, muy avanzados para esa época y las condiciones de autoritarismo imperante, su verbo y sus posiciones fueron muy de avanzada, por no decir que radicales, pues criticó con dureza al propio Porfirio Díaz y al mismo Abraham Bandala, quien detentaba el poder en Tabasco, es decir, el poder cercano.

También fue creador de la Revista de Tabasco, la cual fue publicada por vez primera en 1906, cuando hacerlo era un acto de audacia política, pues la Revolución no iniciaba y el final del régimen porfirista parecía lejano. La revista fundada por Manuel Mestre dio origen al primer litigio político en contra de un grupo con tendencia revolucionaria. Entre los llevados a prisión estuvo el propio Mestre y el poeta Andrés Calcáneo Díaz