La pluriculturalidad de México tiene más componentes que el indígena y español, destaca Miguel Barbosa


Barbosa

Intervención en tribuna del senador Miguel Barbosa Huerta, del Grupo Parlamentario del PRD, para referirse al dictamen con proyecto de decreto por el que el Honorable Congreso de la Unión declara el 12 de octubre como Día de la Nación Pluricultural.

 

Miguel Barbosa Huerta (MBH): Gracias, presidente en funciones; gracias, Mesa Directiva.

 

Yo, primero, la reflexión de la formalidad. ¿Qué tanto se contribuye a la cultura cívica de una nación, de un pueblo, instalando de manera muy abundante efemérides, los días en los que se festeja tal o cual profesión, oficio, en este caso, un día tan importante como fue el encuentro de dos mundos?, ¿qué tanto logramos? Hay que hacernos esa pregunta.

 

¿Cuánto contribuimos y ayudamos a que la cultura cívica de nuestro pueblo se fortalezca? Yo digo que nos estamos equivocando, nos estamos equivocando porque hace tiempo que la sociedad, que los jóvenes, poco atienden a este tipo de decretos que puede emitir el Congreso.

 

Hay que reflexionarlo y hay que reconocerlo como tal. No obstante ello, bueno, es de las labores que se hacen desde el Legislativo, las de contribuir con acciones públicas a esto. Es parte también, ha sido parte de los modelos educativos, recuerden que la historia la escriben los que ganan y son los que a su vez provocan las formas y las visiones que se quedan ahí.

 

Así es que, que sea considerado el 12 de octubre como el Día de la Nación Pluricultural, pues vamos a votar a favor, pero solamente tengamos presente esa circunstancia. No estamos abonando más, a lo mejor, para la mayoría va a seguir siendo el Día de la Raza, aunque el decreto del Congreso mexicano y sus cámaras sea para que ya sea al Día de la Nación Pluricultural.

 

Yo siempre he opinado a favor del encuentro de dos mundos, en donde el mestizaje fue salvaje, fue salvaje, fue un mestizaje a fuerza y con violencia; pero que el producto de ese mestizaje lo debemos de calificar como exitoso a partir de la lengua, del lenguaje que hoy es nuestro.

 

De ese lenguaje que ha permitido construir literatura, construir poesía, construir todo tipo de las bellas artes, música y de más.

 

En 1992, se hizo la celebración del quinto centenario y hubo un gran revuelo sobre este tema, se escribió mucho sobre el tema. Un libro que yo recuerdo haber leído en ese tiempo y que es una magnífica obra de ese mestizaje y de ese encuentro, es El espejo enterrado, de Carlos Fuentes, habría que volverlo a releer para que podamos entender más de esto que fue este encuentro de dos razas.

 

Pluricultural, por cierto, no solamente por el componente indígena que se refiere el artículo 2 de nuestra Constitución, en relación a mantener el reconocimiento de los pueblos originarios, pero lo que es hoy México y su raza, tiene componentes asiáticos, tiene componentes africanos, tiene componentes que no solamente son español y pueblos indígenas.

 

Y lo dicho por la senadora Luisa María, lo ratifico completamente, los gobiernos hasta hoy en México no han sacado de la pobreza y de la marginación a los pueblos indígenas, ése es el resumen. Aquí podemos decir que estamos haciendo cosas, pero en el campo, que es la pobreza de los pueblos indígenas, que por cierto, hay una excepción, en las grandes urbes como México hay componentes indígenas, nos lo pueden contar los constituyentes que reconocieron esa circunstancia en la Constitución de la Ciudad de México.

 

Entonces tenemos ahí como Estado mexicano, hasta hoy, como Estado mexicano, no quiero hacer ninguna reflexión de cuándo, yo digo que hasta hoy el Estado mexicano ha sido incapaz de poder sacar de la marginación y de la pobreza a los pueblos indígenas.

 

Y nos referimos a uno de los componentes de la pluricultural de nuestra nación.

 

Ésa es la reflexión, voy votar a favor, ya no puedo comprometer más voto que el mío; así es que a favor. Gracias.

 

0-0-0