Las izquierdas de América Latina tienen la obligación de aprender a hablar a las nuevas generaciones y aspirar a la justicia social: Luis Sánchez


Sánchez
  • El mundo requiere del pensamiento y la creatividad de Hugo Chávez para hacer frente a la oscuridad y al racismo, afirma.

 

Las izquierdas de América Latina tienen la obligación de aprender a hablar a las nuevas generaciones, de aspirar a la justicia social y concretarla, pero también de construir esperanza en búsqueda de la felicidad humana, sostuvo el senador Luis Sánchez Jiménez.

 

En ese sentido, el senador del PRD afirmó que en momentos de obscuridad, belicismo, racismo y xenofobia que se empoderan de la mano de los populismos de derecha, de corte ultranacionalista, hace falta un pensamiento y creatividad como la de Hugo Chávez.

 

Durante el concierto “homenaje al comandante Hugo Chávez Frías, a cuatro años de su siembra”, el Vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República indicó que Hugo Chávez fue un hombre que se atrevió a hacer lo que muchos consideraban imposible:

 

“Romper las formas de la democracia formal y liberal, enfrentar con éxito a los poderes imperiales, empoderar a los pobres con salud, educación, vivienda”, detalló.

 

Aseguró que el ex presidente venezolano fue un líder que supo aquilatar la importancia de fortalecer las organizaciones populares y consolidarlas en torno a un proyecto de independencia nacional e inclusión social.

 

“Hugo Chávez dejó una huella profunda en la conciencia política y social en América Latina, no sólo encabezó la transformación de Venezuela, sino que además llevó a las naciones del continente americano por una ruta de solidaridad y cooperación ajena a los dictados del Consenso de Washington”, destacó el senador Luis Sánchez Jiménez.

 

Por su parte, la Embajadora de Venezuela en México, María de Lourdes Urbaneja, señaló que el legado de Chávez fortaleció las raíces soberanas y libertarias de la patria Bolivariana.

 

“Chávez fue, y sigue siendo, con su pensamiento y legado, un forjador de la nueva nación Bolivariana: libre, independiente y soberana”, indicó.

Aseguró que su proyecto estuvo centrado en los valores de la convivencia, de la paz y de la solidaridad, que son la principal característica de la Revolución Bolivariana.

 

En el evento también estuvo presente la senadora Luz María Beristain Navarrete e integrantes del cuerpo diplomático representado en México de países como Rusia, Haití, Nicaragua, Palestina y Bolivia, entre otros.

 

 

0-0-0