Dotar de un estímulo fiscal a los patrones que contraten mexicanos deportados en el extranjero, pide senadora Luz María Beristain Navarrete


Beristain
  • Fomentar contratación de mexicanos deportados. 
  • En febrero de 2017, se han deportado 11 mil 328 mexicanos. 
  • Este estímulo fiscal solo aplicará para trabajadores deportados que se encuentren en estado de vulnerabilidad, asimismo deberán cumplir con el requisito de haber permanecido de manera ininterrumpida en otro país por 5 años. 
La Senadora perredista, Luz María Beristaín Navarrete presentó ante el pleno de la Cámara Alta una iniciativa que establece modificar la Ley del Impuesto Sobre la Renta, para incentivar la contratación de mexicanos que hayan sido deportados y se encuentren en situación de vulnerabilidad.
Así mismo, con esta propuesta se les estaría dando a los mexicanos deportados las herramientas necesarias para poder obtener un empleo y con ello brindarles una mejorar situación de vida. Desde el Senado de la República, la legisladora buscará promover nuevas acciones para la protección de connacionales repatriados, creando estímulos fiscales sobre el impuesto a la renta para patrones y empresas para fomentar la contratación de mexicanos deportados de carácter permanente, esto con el fin de garantizar empleo a migrantes que regresan a su país de origen y darles la oportunidad de rehacer su vida en México.
La propuesta presentada por Beristain Navarrete, busca establecer un estímulo fiscal para que los patrones que contraten a mexicanos deportados obtengan un crédito fiscal del 10% sobre el salario de los trabajadores deportados, dicho 10% se irá reduciendo 2% cada año, reduciéndose a un 8% el segundo año, 6% el tercer año, 4% el cuarto año y 2% el quinto año. Con esta iniciativa se busca, en concreto, atender la posible crisis humanitaria, social y económica que la deportación masiva de migrantes pueda causar en México debido a las declaraciones y acciones de la Casa Blanca que busca separar familias en una escala sin precedentes debido a la persecución de indocumentados en la frontera sur y el interior de Estados Unidos.
Las relaciones bilaterales entre México y EUA se encuentran en un momento de incertidumbre, por tanto es hora que desde el Senado de la República se busquen soluciones y se tomen decisiones en materia de migración con un total apego a la Ley y los Derechos Humanos. Es importante destacar que no obstante que la población de origen mexicano en Estados Unidos, es de aproximadamente 35.5 millones y genera el 8 % del Producto Interno Bruto de ese país y que los migrantes de origen mexicano poseen 570 mil empresas, una de cada 25 en el país, Donald Trump ha endurecido cada vez más las deportaciones de mexicanos, aun cuando en las administraciones pasadas se había llevado una política migratoria con características humanitarias por parte del gobierno americano.