Para recuperar credibilidad, la PGR debe esclarecer casos emblemáticos como Ayotzinapa: de la Peña Gómez


Angélica

Posicionamiento en tribuna de la senadora Angélica de la Peña para fijar la postura del Grupo Parlamentario del PRD en la comparecencia de la Procuradora General de la República, Maestra Arely Gómez González.

 

 

Angélica de la Peña Gómez (ADLPG):

 

Muchas gracias, Presidente.

 

Maestra Arely Gómez, bienvenida al Senado.

 

Hace poco más de año y medio que inició su gestión frente a la Procuraduría General de la República, recordemos justo en medio de la mayor crisis de credibilidad y legitimidad que haya enfrentado esta institución en los últimos años.

 

A esa desconfianza a insatisfacción tradicional en las instituciones de Procuración de Justicia debimos añadir, que esa fuera demás un situación crítica que usted tomó prácticamente como una papa caliente cuando llega a la PGR, justamente el problema derivado de lo que aconteció la noche madrugada del 26, 27 de septiembre de hace dos años, el caso de Ayotzinapa, Iguala, Cocula, Huetzingo.

 

Esto significó ni más ni menos que la punta, la gota que derrama el vaso frente a una situación terrible de desaparición forzada, aquella que es perpetrada por agentes del Estado y que ciertamente tenemos muchos años, y claro yo retomo al comentario del Senador Puente en el sentido de que hagamos lo que nos falta por hacer para tener la legislación que requieren las instituciones para lograr que tengan las herramientas jurídicas, en este caso también la PGR, para poder resolver este asunto.

 

Eso no, de ninguna manera limita o exime de la responsabilidad de la institución que usted dirige para que realmente sepamos la real verdad de lo que aconteció esa noche ¿sí?, y por supuesto, termine ya de sepultar la “verdad de histórica” de Murillo de Karam, que nadie la cree, bueno.

¿Qué nos dicen las encuestas? Conviene recordar, es algo que preocupa al Partido de la Revolución Democrática, que dos terceras partes de las personas mayores de 18 años de edad declaran algún grado de desconfianza y se muestran sumamente escépticas o escépticos respecto al desempeño institucional que tiene que ver con la procuración de justicia.

 

Los resultados de la última Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública, que coordina INEGI, muestran que el 65 por ciento de quienes tienen más de 18 años no cree en los Ministerios Públicos, incluso nos señalan, no creemos porque son corruptos; y una cifra similar también le corresponde a policías ministeriales.

 

El 64 por ciento de la población cree también, no corresponde a esta comparecencia, pero piensa lo mismo, por cierto, también de los jueces, en el caso de la impartición de justicia.

 

Es necesario también mencionar que la expectativa cuando se nombró a usted como Procuradora General de la República sabemos perfectamente que la transformación de la institución no puede darse de manera inmediata, ni siquiera podríamos valorarla o pedir que se haga una evaluación puntual ya irrestricta en el corto plazo por todo lo que tiene que transformar.

 

Pero reiteradamente hemos manifestado en las distintas reuniones de trabajo que tenemos, y lo cual agradecemos siempre la disposición de usted para con las y los senadores y las comisiones en las que trabajamos para atender los distintos requerimientos o dudas que tenemos respecto al trabajo que nos obliga de manera colegiada estar enfrentando tanto el Senado de la República como la institución, insisto, que usted dirige.

 

Y en ese aspecto es importante señalar que vemos con satisfacción, lo tengo que decir de manera puntual, ¿por qué no decirlo? Que finalmente Tomás Zerón salió de la institución, nos preocupa a dónde fue, pero eso ya no le corresponde a usted, porque sentimos que es justamente la artífice de lo que hemos señalado el gran error de la Procuraduría General de la República al querer tergiversar lo que aconteció, insisto, en Ayotzinapa y contra los 43 estudiantes y no contribuir como debió haber sido a saber la verdad y por lo tanto tener justicia.

 

En ese aspecto es importante que usted nos pueda decir ¿qué ha pasado con los acuerdos del GIEI? El GIEI que pareciera que es un nombre propio, difícil de pronunciar en algunas instituciones del gobierno federal, que efectivamente reconocen que encuentran las puertas abiertas de la PGR a propósito que cuando usted llegó, también lo dicen y es público, pero nos importa mucho saber al PRD en qué se ha concretado el acuerdo de seguir tomando las recomendaciones a partir de constituir un grupo de trabajo que efectivamente nos lleve hacia la verdad, e insisto, y hacia la justicia.

Nos preocupan muchos casos que usted recibe y otros casos que se dan a partir de su mandato, de manera muy general los enuncio Tanhuato, Tlatlaya, Nochixtlán, antes San Fernando y Allende, lo que ha acontecido ahora mismo con el hallazgo en Coahuila de una gran cantidad de osamentas que no se sabe y se especula mucho qué más puede estar por ahí.

 

Y por supuesto, también nos preocupa que no exista este sentimiento que se expresó ayer de manera puntual en el Museo de Memoria y Tolerancia, respecto de que estamos en un desamparo, eso es muy preocupante, no le ayuda a las instituciones del país y eso debe preocuparnos a todas y a todos, si no hay una respuesta puntual a todos estos hechos, clara y precisa, transparente, imparcial, caiga quien caiga, como es el caso de los ex gobernadores, que todos sabemos, están ahí enlistados ¿sí?, entonces, la institución puede sufrir un resquebrajamiento, las instituciones pueden sufrir un resquebrajamiento, y eso no es bueno para la República.

 

Sabemos de la gran encomienda que tiene, Procuradora, pero queremos, para el Partido de la Revolución Democrática es muy importante que nos hable con la verdad, queremos confiar plenamente en usted, pero que también usted confíe plenamente en nosotras y en nosotros, que cuente realmente con el Senado y que podamos llevar a buen puerto la transformación de la PGR en lo que debe ser como Fiscalía General de la República, es lo menos que podamos pedir para empezar a contribuir en esta reconstrucción de nuestro país, porque  la verdad nos hace mucha falta.

 

Simplemente di unos cuantos datos de estas encuestas de lo que piensa, de lo que siente la gente en su cotidianidad, sin embargo, aquí quienes estamos en este encargo no podemos hacer como que la virgen nos habla, tenemos que atender estos reclamos y en ese sentido reiteramos sabemos que usted tiene una papa caliente en las manos.

 

 

-o0o-