Comunicado de la Sen. Iris Vianey Mendoza sobre el nombramiento del Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional


Iris Mendoza

COMUNICADO DE PRENSA
Nombramiento del Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional

El nombramiento del ex Director en Jefe de la Agencia Federal de Investigación de la Procuraduría General de la República (PGR), Lic. Tomás Zerón de Lucio, como Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional, representa un mensaje absolutamente contrario a cualquier compromiso con la búsqueda de la verdad y la justicia en el caso Iguala/Ayotzinapa.
El Sr. Zerón de Lucio, se encuentra en proceso de investigación ante la Visitaduría de la PGR desde el 27 de abril de este año, por su probable responsabilidad en la manipulación de evidencias, ocurrida el 28 de octubre de 2014, al realizar una diligencia sin registro en el expediente ministerial del caso de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, por lo que con este nombramiento, el titular del Ejecutivo Federal, asegura la protección a su amigo, integrante de su círculo cercano y con ello, la impunidad ante cualquier resultado de una investigación federal que ahora se vuelve absolutamente irrelevante.
En su nuevo encargo, el señor Zerón de Lucio, de conformidad con el artículo 15 de la Ley de Seguridad Nacional, estará a cargo de la operación de tareas sustantivas en materia de seguridad nacional y nos preguntamos con qué autoridad política y moral, una persona sujeta a procesos penal y administrativo, por considerarse ha sido probable responsable de la comisión de delitos como servidor puede detentar cargo alguno.
Con su nombramiento, a escasos nueve días de cumplirse el 2do. Aniversario, no se respeta el dolor ni la exigencia de verdad y justicia de las familias de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.
También, se demuestra nuevamente, la ausencia de compromiso con los derechos humanos y el menosprecio a cualquier recomendación para la protección a la dignidad de las personas, en este caso particular, a las del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), pues mientras por una parte se firma un acuerdo con la CIDH para la implementación del mecanismo de seguimiento especial a la medida cautelar sobre Ayotzinapa, por otro lado, se nombra uno de los funcionarios de primer nivel más cuestionados por los Informes del GIEI.
El C. Titular del Ejecutivo Federal, en muestra de que no entiende que no entiende que el país vive momentos de crisis de violencia y falta de credibilidad a su propia investidura, lanza una ofensa pública a las víctimas de Ayotzinapa y del país, al Congreso, a la propia PGR y a la sociedad y se burla de la exigencia nacional e internacional de la búsqueda de la verdad, de la justicia, de la reparación integral y de las garantías de no repetición.
Tan grave como lo anterior, pone en duda la confianza en materia de seguridad nacional, pues ahora su operación estará a cargo de un probable responsable de la comisión de delitos como servidor público, terrible mensaje para este país que vive una de sus mayores crisis en seguridad y gobernabilidad con una agenda de enormes riesgos para la seguridad nacional.
Por último, las víctimas de las violencias criminal, institucional y política han recibido con esta decisión de nombrar al señor Tomás Zerón de Lucio como Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional un nuevo acto de violencia directamente del C. Presidente Peña Nieto.