No avalamos que se quiera hacer una nueva Ley de Víctimas


Piter

Intervenciones del Senador Armando Ríos Piter en conferencia de prensa, junto con familiares de desaparecidos y organizaciones, sobre la Ley General de Víctimas. 

·         A título personal -y hablo también por el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática- no avalamos que se quiera hacer una nueva ley.

·         Cualquier mejora que se quiera hacer a la legislación, la veremos con buenos ojos, pero siempre y cuando se mantengan los principios, las garantías y las protecciones a los derechos humanos, que son la base de esa ley. 

·         Hay quienes han querido plantear, que el mal funcionamiento actual de la Comisión de Atención a Víctimas, tiene que ver con la ley. De ninguna manera. 

·         En lugar de convertirse en un espacio de atención a víctimas, con calidad, con el calor que se requiere en un tema tan sensible, pues desafortunadamente lo que ha ocurrido es que se ha burocratizado. 

·         Propondremos un conversatorio en el cual se pueda escuchar con gran claridad, con gran profundidad, y con gran sensibilidad, el testimonio de las víctimas, de los grupos interesados, para ver cómo mejoramos la ley. 

·         El involucramiento, la participación de la gente es fundamental. Esta gente marchó con el dolor de sus familiares perdidos. 

·         No se trata de un tema menor; se trata de la evidencia del fracaso del Estado mexicano para garantizarle la vida a sus ciudadanos y a sus ciudadanas. 

·         Todo indica que a este gobierno el tema de las víctimas no le interesa, precisamente por eso queremos defender esta ley. Esta es una ley que tiene una historia, que tiene un andar. 

 

Armando Ríos Piter: Muy buenos días. Están con nosotros compañeros, amigos, amigas que son representantes de organizaciones de víctimas de la violencia en el país; son ellos mismos víctimas de la violencia que ha sufrido el país.

Y queremos el día de hoy presentar un posicionamiento respecto a la discusión que se ha empezado a airear, alrededor de la Ley de Víctimas.

Como ustedes saben, la Ley de Víctimas, desde el sexenio pasado, cuando se hizo la gran movilización nacional encabezada por Javier Sicilia, y básicamente por quienes están hoy aquí presentes, que hicieron parte y que formaron parte de esa enorme marcha que se hizo a nivel nacional. De ella derivó la Ley de Víctimas que hoy rige ese tema en el país.

Y han empezado a presentarse; ha habido varias reuniones donde ha habido posiciones para quererla modificar, y con preocupación hemos escuchado, incluso voces, que han querido plantear que esta ley se cambie. Es decir, que se borre y que se haga una nueva.

Primero que nada queremos fijar una posición muy clara; ellos la van a fortalecer. Yo a título personal -y hablo también por el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática- no avalamos que se quiera hacer una nueva ley.

Entendemos y celebramos también que hay posiciones de legisladores y legisladoras, que lo que quieren es mejorar la actual ley, pero sí creo que es muy importante arrancar este posicionamiento de prensa, señalando que cualquier mejora que se quiera hacer a la legislación, la veremos con buenos ojos, pero siempre y cuando se mantengan los principios, las garantías y las protecciones a los derechos humanos, que son la base de esa ley que actualmente nos rige y que fue precisamente el gran clamor, durante la movilización que le dio origen.

De tal manera que no solamente es celebrar que hay esas posiciones; he tenido la posibilidad de comentarlo con otras legisladoras y con otros legisladores, sino que queremos detallar –y seguramente mis compañeros y mis compañeras van a profundizar en este tema- que hay quienes han querido plantear, que el mal funcionamiento actual de la Comisión de Atención a Víctimas, tiene que ver con la ley. De ninguna manera. Creo que es importante subrayarlo –nos ha tocado escuchar inclusive a algunos actores que participan ahí- y que dicen que es la ley lo que ha generado una mala atención a las víctimas.

Ustedes podrán escuchar por testimonios propios, que esa comisión nueva, ese espacio que fue digamos el que resultó de la ley, desafortunadamente se ha burocratizado.

Lo que ha ocurrido es, en lugar de convertirse en un espacio de atención a víctimas, con calidad, digamos con el calor que se requiere en un tema tan sensible, tan doloroso como el que significa ser víctima de los actos de violencia que hay en el país, pues desafortunadamente lo que ha ocurrido es que se ha burocratizado y que se ha convertido en una instancia, que en lugar de ser esa que está llamada a atender con calor, con sensibilidad, digamos con todo lo que humanamente requiere este tema, es un espacio que se ha burocratizado.

Simple y sencillamente, lo quiero subrayar, ustedes podrán escuchar en las participaciones de mis compañeros y compañeras, pues seguramente testimonio de ello, pero queremos enfatizarlo, porque hay quienes quieren señalar que como la ley no sirve, es precisamente esa la razón por la cual no se está logrando la atención adecuada. De ninguna manera aceptamos esta visión, y creemos que se ha burocratizado, y que por eso, las mejoras que puedan hacerse a la ley, tienen que garantizar los principios, las dinámicas que están establecidas en la ley actual.

Un tercer punto que quiero subrayar es, las organizaciones, los colectivos de víctimas, los expertos, lo que nos han recomendado es, que en esa revisión que haya de la ley, es indispensable, es fundamental, porque ese fue el proceso que le dio origen a la ley, que participen las organizaciones que están aquí presentes, y son alrededor de 100 organizaciones por lo pronto, con las que presentamos una iniciativa el pasado 14 de abril.

Necesitamos, y eso es algo que yo voy a comentar con la Senadora Cristina Díaz, que es la presidenta de la Comisión de Gobernación, con mi compañera Angélica de la Peña, que está en esa lógica –ayer habló con ellos- que sea un espacio, no de foros, sino de un conversatorio en el cual se pueda escuchar con gran claridad, con gran profundidad, y con gran sensibilidad, el testimonio de las víctimas, de los grupos interesados, para ver cómo mejoramos la ley.

Lo quiero subrayar porque es un planteamiento indispensable, garantizar la participación de las organizaciones, de los colectivos de víctimas y de los expertos.

Y tercero, subrayar que este tema tiene que ser prioritario –perdón cuarto- tiene que ser prioritario.

Para nosotros –y así lo vamos a empujar como Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática- éste tiene que ser uno de los temas prioritarios para el próximo periodo ordinario. Así lo voy a comentar con mi compañera Angélica de la Peña, entiendo que así es como se los planteó ella el día de ayer, pero nosotros estamos próximos -seguramente las próximas semanas vamos a llevar a cabo nuestra reunión plenaria de grupo parlamentario- así lo vamos a llevar a la mesa para que salga como uno de los resolutivos de prioridad, por parte del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

Hay aquí presentes compañeros y compañeras; le voy a dar la palabra a quienes quieran participar, y que ellos vayan haciendo la presentación. Esas son las posiciones que queremos dejar el día de hoy.

 

Segunda Intervención.

ARP. Sólo quiero subrayar, compañeros y compañeras, aquí se han expuesto tres temas en los cuales implican una persona diciendo que tiene desaparecidos a cuatro hermanos. Un padre de familia que tiene desaparecidas a dos hijas. Una madre que tiene desaparecido a un hijo. Un solo hecho debería de ser motivo suficiente para la indignación nacional.

¿Cómo es posible que en un país, en el que el Estado mexicano no ha sido capaz de garantizar la vida y la seguridad a los ciudadanos, además de todo haya queja de que la institución está funcionando mal? Que se ha burocratizado, que no está atendiendo a la gente. Es más, me ha tocado escuchar testimonios en los cuales hay maltrato a la gente. No podemos permitir esto.

Entonces, subrayar; de ninguna manera aceptamos cualquier planteamiento que quiera abrogar la actual ley. De ninguna manera.

Sí cambios para mejorar; aquí hay propuestas. Y obviamente el involucramiento, la participación de la gente es fundamental. Esta gente marchó con el dolor de sus familiares perdidos, por la república para construir, no sólo con dolor, sino con esperanza -esto me lo acaban de decir- que esta ley funcionara.

Es nuestra obligación como senadores, como legisladores garantizar que funcione. Y en ese sentido, vamos a pedir que los integrantes de la Comisión Especial de Atención a Víctimas, vengan al Senado.

A mí me parece importante que escuchen los testimonios de sus familiares, de esos actores que hoy han tenido ese mal trato de parte de la comisión.

Lo queremos hacer no solamente para evidenciar; eso me parece que sería lo menor. No se trata de eso. Se trata de identificar juntos cuáles son las áreas de mejora; se trata e identificar juntos cómo hacemos que una comisión que fue pensada para buscar por lo menos tratar de sanear, o tratar de sanar en una pequeña medida el gran dolor que existe por la falla del Estado mexicano, pues deje de tener, digamos, esta falta de calidad y esta falta de calor humano, esta falta de amor que se requiere de parte de una institución.

Por último subrayar; para nosotros es una prioridad. Una de las prioridades para que garanticemos, no solamente escuchar, que participen las víctimas, que sea algo que se modifique en la ley, para el próximo periodo. No puede ser un tema politizado –como ya lo han dicho ellos- tiene que ser un tema en el cual tengamos altura de miras porque no se trata de un tema menor; se trata de la evidencia del fracaso del Estado mexicano para garantizarle la vida a sus ciudadanos y a sus ciudadanas.

Pregunta. Buenos días senador, señores. Yo quisiera preguntar; sabemos que el periodo pasado ya había quedado un dictamen prácticamente listo en la Comisión de Gobernación, y que recoge las propuestas de la señora Wallace. En los últimos días fue que se presentó el proyecto que traía esta organización y queremos saber si es que hay condiciones para empatarlos, habría que abrir nuevamente la discusión, o qué va a suceder, porque incluso la señora Wallace lo presentó hace unos días con el presidente de la República.

ARP. Yo creo que es importante hacer algunas aclaraciones. Yo soy secretario, por lo pronto de la Comisión de Gobernación, yo desconozco que haya algún documento y mucho menos que esté digamos aprobado o aceptado.

Ayer platicaba yo con la presidenta de la Comisión, y le decía que era indispensable que estableciéramos un mecanismo de diálogo –subrayo- por lo menos lo que a mí me tocó escuchar, era que el planteamiento de la señora Wallace en principio lo que quería era desaparecer la actual ley, y meter una nueva.

Por eso he sido enfático. Nosotros de ninguna manera aceptaremos que los principios, especialmente los principios de defensa de derechos humanos, que están establecidos en materia de tortura, en materia de muchas de las cosas que hoy queremos que bajo el principio pro persona, existan –que es lo que hemos hablado aquí- pues de ninguna manera las aceptaremos.

Entonces, no compartimos una visión que busque desechar la actual ley, no compartimos posiciones que lo que busquen es limitar, minimizar, los principios de derechos humanos que están establecidos en la actual ley, y hasta el día de hoy –yo por lo menos como secretario de la Comisión de Gobernación- no he conocido ningún documento, ni avalaré ningún documento, que carezca de estas visiones.

Pregunta. Hola buenos días. Yo quisiera preguntarle senador ¿quién está proponiendo que se derogue o que se quite esta Ley General de Víctimas que está actualmente en funcionamiento. Y también la opinión de usted, y también de los padres de los desaparecidos, sobre estos dos ocasiones ya que mamás de desaparecidos, increpan al Secretario de Gobernación, para exigirle que les ayude a buscar a sus hijos desaparecidos. Ya han sido dos ocasiones ¿hasta ese grado tienen que llegar los familiares para que el gobierno federal, les escuche, les haga caso a sus demandas?

ARP. Bueno ahí hago un comentario a título personal en la segunda. Este gobierno, todo indica y todo señala que el tema de las víctimas y la violencia no le importa.

Entonces, ojalá que hubiera miles, desafortunadamente esos son los números que hay que gente que tiene desaparecidos, de deudos. Hablamos de más de 25 mil desaparecidos en el país. Entonces, creo que sería muy bueno organizar una gran revuelta que encontrara a Enrique Peña Nieto y que le presentaran las fotografías de la gente que hoy, sus familiares no encuentran.

Y no encuentran o porque tienen policías municipales metidos, o porque hay policías estatales, o porque la propia policía federal está metida en las desapariciones que ocurren en el país.

Yo soy de Guerrero, y triste y desafortunadamente esa es la realidad que nos toca vivir día con día. Hace dos, tres semanas, mataron un presidente municipal que aquí tuvimos presente, y que fue de los únicos que existen en el país, que dijo: oigan me están amenazando, oigan me están amedrentando con quitarme la vida.

¿Y qué hizo el gobierno federal, que hizo el gobierno estatal? Decir que lo protegió poniéndole una escolta. De ese tamaño es la visión que tenemos ahorita en el gobierno de Peña Nieto, la defensa y el cuidado de la vida de la gente.

Entonces, es una posición personal sobre ese tema. Todo indica que a este gobierno –al gobierno federal- el tema de las víctimas no le interesa. Entonces, precisamente por eso queremos defender esta ley. Esta es una ley que tiene una historia, que tiene un andar, y que tiene gente que la ha abrazado para construirla.

Entonces, hubo documentos, por lo menos a mí me tocó conocer documentos que fueron presentados, que eliminaban la actual ley y que proponían una nueva. Bueno, pues no aceptamos esa posición.

Pregunta. ¿Pero quienes presentan estos documentos?

ARP. ¿Quién fue Eliana? ¿Fue Cristina quién presentó un nuevo documento?

(inaudible)

Bueno, solamente por hacer un comentario. ¿Y la de la señora Wallace la deroga?

Bueno, hay dos; una, entiendo que la propuesta de la señora Wallace, lo que proponía era quitar la actual ley y poner una nueva. No lo aceptamos.

Hagamos diálogo, construyamos entre todos una visión común. Imagínense el tema como para estar pensando que hay posiciones distintas frente al dolor de lo que significa una víctima. O que haya bandos en el tema que implica el colapso del Estado mexicano.

Segunda. Hablé –repito- con la senadora Cristina Díaz, yo vi disposición de ella en dialogar; su iniciativa posiblemente sea un planteamiento, pero el chiste es construir una mejora a la actual ley.

-=0=-