Reforma en materia de desaparición forzada obliga la creación de un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas: Benjamín Robles


Benjamín Robles

La reforma al artículo 73 de la Constitución además de permitir la expedición de leyes generales en materia de desaparición forzada y tortura, obliga a la creación de un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, destacó el senador Benjamín Robles Montoya.

 

Al posicionar a nombre del grupo parlamentario del PRD sobre el dictamen, el legislador por Oaxaca informó que según cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas, del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México existen 23 mil 689 personas no localizadas desde el año 2007, de las cuales 9 mil 672 casos han tenido lugar durante el actual sexenio.

 

Pero reconoció que actualmente no existe un registro que indique cuántos de los casos de desaparición forzada fueron cometidos por el Estado y cuántos por el crimen organizado; por lo que celebró que el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas permitirá homologar procedimientos y acciones para su localización.

 

Robles Montoya expresó su preocupación de que se pueda acotar el problema de las desapariciones únicamente a las cometidas por el Estado y se deje fuera cualquier otro tipo de desaparición, ya que recordó el crimen organizado también recurre a la desaparición de personas.

 

Y enfatizó que las leyes secundarias deben garantizar que ningún caso de desaparición involuntaria se quede sin ser investigado, e hizo un llamado a los Congresos locales para que se armonicen las leyes locales a fin de garantizar su eficacia.

 

Finalmente, recordó que la respuesta del Estado ante el informe del Relator de Naciones Unidas que señaló que en México la tortura es generalizada y ocurre desde la detención hasta la presentación ante la justicia del individuo y se utilizada para fines de investigación, no fue la más apropiada.

 

“Las recomendaciones del Comité de Desaparición Forzada y del Relator, sobre la tortura, no debiesen ser percibidas como una acusación de inacción del estado mexicano, sino más bien como una llamada de atención sobre la necesidad de hacer mejor las cosas”, concluyó

 

0-0-0