Posicionamiento de la Senadora Angélica de la Peña Gómez


Angélica de la Peña

El día de ayer el Sen. Alejandro Encinas renunció al PRD, una renuncia avizorada desde hace tiempo. Ha venido manifestado por diversos medios su desacuerdo con la actual dirección nacional después de que fracasó su intención de llevar al Ing. Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia del Partido.

Sin duda ha tenido una larga trayectoria como funcionario público, siempre teniendo como sus Jefes al Ing. Cárdenas y a Andrés Manuel López Obrador. Pero hoy señala su cuestionamiento al Pacto por México. En ese aspecto no coincido con él: en una democracia, los acuerdos y las negociaciones son la esencia de la política. Él mismo influyó a ser efectiva la coordinación metropolitana con el gobierno priista del Estado de
México cuando fue Jefe sustituto de Andrés, en la ciudad de México.Aquí mismo le he visto negociando, discutiendo, influyendo y concretando acuerdos en todos y cada uno de los procesos en los que interviene desde sus comisiones, particularmente las que preside. También le he visto que al final de las negociaciones, termina votando en contra incluso de lo que impulsó. Es un método que le caracteriza; ni modo.

Pero cuando se cree que si los demás no hacen lo que tú quieres, entonces son traidores, están condenando a la marginalidad e intrascendencia política y por supuesto a la denostación a quienes no comparten su opinión: eso si es muy estalinista.

La única izquierda derrotada con el Pacto por México es esa izquierda que apuesta al fracaso del país para legitimar sus aspiraciones. Es esa izquierda a la que ahora se suma el Senador Encinas, en lugar de quedarse a trabajar, -como todos nosotros, yo misma- y promover los cambios necesarios en el PRD, en congruencia con nuestros documentos básicos. El PRD ha sido constructor desde su fundación de los cambios democráticos en México.

Y ya que el propio Alejandro, con todo respeto, sostiene que es el momento de acabar con la simulación y el doble lenguaje, es importante destacar que se separa del PRD, pero no de los privilegios ni de las prerrogativas derivadas de su pertenencia al grupo parlamentario del PRD en el Senado.Respecto al problema grave y verdaderamente terrible que el PRD y la izquierda estamos enfrentando por haber llevado a Abarca como candidato a la presidencia de Iguala, Gro. debo señalar que si sabe en concreto que hay personas en el PRD que estén vinculadas con la delincuencia organizada está obligado a presentar la denuncia correspondiente; estaba obligado a insistir al propio partido decisiones al respecto. Hasta donde sé, no fue así. Siempre es más fácil recurrir a los medios de comunicación para desde ahí señalar con su dedo flamígero y puro y por supuesto desde la comodidad cuestionamientos, en lugar de no cansarse desde la comodidad de una curul, continuar la lucha dentro del partido. Yo observo que su intención es dividir a la izquierda y no entiendo cómo podrá construir un movimiento de todas las izquierdas si denosta a la que lo llevo a todos los encargos públicos que él ha tenido.