Es preocupante que se siga la inercia del sexenio pasado de contar con una Secretaría de Gobernación más punitiva, de corte policiaco


Angélica de la Peña

Intervención en tribuna de la senadora Angélica de la Peña Gómez, del Grupo Parlamentario del PRD, durante la comparecencia del Secretario de Gobernación, en el marco de la Glosa en materia de Política Interior.

Angélica de la Peña Gómez (ADLPG):

 

Buenas tardes, señor Secretario. Con su venia, señor Presidente.

 

Un ejercicio republicano deriva en que los poderes de la Unión tienen una interlocución ordinaria, formal, oficial, permanente, continua, relación que conlleva incluso a un trabajo en comisiones en temas generales, en temas particulares, sin embargo, nos vemos aquí en el Senado de la República, en el Congreso de la Unión cada año a partir del tema de la glosa, que se convierte en los hechos en un evento extraordinario y lo acontecimientos se nos imponen sin que articulemos acuerdos derivados y producto de lo que usted mencionó hoy en la mañana en su intervención, buscar el diálogo para ponernos de acuerdo …(inaudible)…

 

..pero cuando se trata de política la percepción y los datos de los otros tienen que escucharse, dirimirse tenderse, desglosarse, fundarse debidamente por supuesto, para lograr respuestas que tomen en consideración las preocupaciones de la sociedad en toda su diversidad; siempre motivados por un objetivo el interés superior de las personas, todas.

 

Usted, como Secretario de Gobernación tiene facultades explícitas en el artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, es preocupante, permítame decirlo con todo respeto, es preocupante que se siga la inercia del sexenio pasado de contar con una Secretaría de Gobernación más punitiva, de corte policiaco, y no una Secretaría encargada de los asuntos del interior, como lo señalan, y permítame enunciar algunas de las fracciones del artículo 27 de la Ley referida: fracción primera; la octava; la décima; la décima primera; la décima segunda; la décima novena, que por cierto refiere a armas; la vigésima segunda, que refiere -por cierto- a los datos que tienen que integrarse sobre mujeres y niñas; la vigésima sexta; la trigésima tercera, que habla por cierto de la libertad de tránsito; la cuadragésima primera, que no tiene desperdicio, habla de las políticas y los programas referidos en el tema de inclusión social y la no discriminación.

 

¿Cómo evitar, señor Secretario, que el cúmulo de facultades que tiene conferidas su Secretaría en materia de seguridad pública no se impongan frente a aquellas en materia de prevención del delito, a la protección de la integridad de las personas, la preservación de sus bienes y patrimonio, la protección contra todo tipo de amenazas y riesgos con plena sujeción a los derechos humanos y a las libertades fundamentales?

 

Nos preocupa, por ejemplo, lo que ha pasado en 2009 con ese fenómeno que se conoció como “Rápido y Furioso”, con la entrada ilegal de armas, todavía está pendiente saber con precisión la concreción del rastreo de estas armas que sabemos han ido a parar a las bandas de la delincuencia organizada.

 

Wikileaks reveló el proceso de negociación entre el gobierno mexicanos y el de Estados Unidos en materia de armas, con un cometido justamente en este fenómeno de “Rápido y Furioso”: parar el flujo de armas a México y el medio para lograrlo es compartir la información sobre el seguimiento de estas armas al entrar a México, ¿adónde van a parar?, pero se documenta que el mayor impedimento para rastrear el origen fue la falta de coordinación entre las principales dependencias de seguridad México.

 

¿Acaso hoy señor Secretario existe esa coordinación? ¿y entonces, cómo explicar el poder que tiene la delincuencia organizada en todo el país con aquellas armas y con las nuevas, que siguen entrando de manera ilegal y que son utilizadas para secuestro, para trata y explotación de personas, especialmente, mujeres, niñas y niños? …(inaudible)… a los derechos humanos también son reflejo de este poder que tienen las delincuencias organizadas; las agresiones contra defensores de derechos humanos, periodistas, el feminicidio, las personas desplazadas, y, por supuesto, la penuria que padecen migrantes nacionales y extranjeros.

 

¿Tiene, señor Secretario, una medición del impacto de la entrada de armas ilegales al país y que se utilizan por la delincuencia organizada y que mantiene una especie de cotos de poder, estados de sitios en algunas entidades federativas, o en algunos territorios determinados y que se dedican al secuestro, a la trata y explotación de personas y, por supuesto, seguir atemorizando las rutas de migrantes de otros países y nacionales, incluyendo las amenazas que recaen sobre los distintos albergues a los largo y ancho del país? ¿hasta cuándo se tomarán en cuenta las propuestas de expertos de organizaciones nacionales e internacionales, de la Organización de Naciones Unidas, para transformar al Instituto Nacional de Migración en otra cosa? asegurar que las corporaciones de seguridad se erradiquen estos crímenes en todo el país.

 

Termino, señor presidente, si me permite.

 

Y por lo tanto, además articular, y esa es la última pregunta que le hago, ¿existe una articulación entre esta institución, el INAMI, y la Coordinación para la Atención Integral de la Migración de la Frontera Sur y, además, la Subsecretaría, las tres, bajo su encargo y que no se convierta esta última coordinación en una especie, perdón la percepción, una especie de bomberazo frente a los graves problemas en el país?

 

Solamente para terminar, me preocupa sobremanera el bordo en Tijuana; como también comentarios como los que vierte el Secretario de Seguridad Pública de Veracruz que frente a reclamos de la sociedad de que “si no puede la gente comprar un candado o tener una alarma, entonces, se compre una perro”, entonces, yo creo eso refleja una manera de pensar y de ser de quienes están al frente de nuestra seguridad y, sobre todo, de la vigencia de los derechos humanos en todo el país.

 

Por sus respuestas, señor Secretario, muchas gracias.

 

 

SEGUNDA INTERVENCIÓN

 

Gracias señor Presidente. Señor Secretario, gracias por sus respuestas, sin embargo, sigo reiterando la importancia de que la voluntad política tiene que concretarse en articular acuerdos y mediciones, en lo particular de todas estas preocupaciones.

 

Insisto, la percepción ciudadana, la percepción de la sociedad civil organizada, la percepción y datos concretos que son reflejo de una evaluación diagnóstica por parte de muchas de estas organizaciones especializadas, están reflejando que el país requiere muchas cosas por hacer, yo le invito a que podamos articular, insisto, estas y otras propuestas para que junto con los datos formales y oficiales con los que usted cuenta, podamos atender y buscar los acuerdos que necesita el país.

 

Yo creo que hoy, a groso modo, podemos decir que falta mucho por hacer, pero la situación no es menos grave que el año pasado, y no es menos grave que un sexenio atrás; no se han empezado a notar los cambios porque todo indica se sigue la misma ruta, y yo creo que ese es el reto que tiene la Secretaría de Gobernación, pero yo creo que podemos atender de manera particular y con otro método, no este que a todas luces ni para usted ni para nosotros puede ser eficiente, en atender las preocupaciones vertidas.

 

Le voy a entregar algunos documentos de algunas organizaciones, que lo hacen de manera docta para que pueda tomarlas usted en consideración, si me lo permite, con todo respeto, cuando usted se retire de este recinto.