Senador Armando Ríos Piter, presenta iniciativa para Ley Federal para la Protección de los Derechos de los Usuarios de Internet


  • Un modelo que garantice que no haya un solo joven, que no haya un solo adulto mayor, que no haya un solo niño, que no tenga en el internet y en la banda ancha, un verdadero instrumento democrático de acceso a lo que es la información como un elemento de justicia social.
  • Esta iniciativa que estamos presentando, que busca regular los artículos Sexto y Séptimo constitucionales, establece la inviolabilidad de la libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de las tecnologías de la información y comunicación.
  • Si México quiere ser un país donde la democracia, donde la justicia social, donde la distribución del ingreso, sean plenos y sean reales para todas y todos sus ciudadanos, entonces tenemos que encontrar, que lo que aprobamos en la discusión constitucional se vuelva una realidad en las leyes reglamentarias.
  • No estaremos de acuerdo en el Partido de la Revolución Democrática de hacerle el juego al gobierno y hacerle el juego al presidente de la Comisión de Comunicaciones, pero sobre todo, impulsaremos esto como un derecho ciudadano.

Armando Ríos Piter: … Que no había tenido la participación de los grupos parlamentarios, y que por ser motivo de solamente una visión de un legislador, pues generó, no solamente que no se pudiera debatir dicha ley, sino que hoy estemos emplazados a discutir la ley de telecomunicaciones en un futuro periodo extraordinario.

Pero este contexto integral que vivimos aquí en el Senado y en el propio contexto del Congreso de la Unión, ha estado acompañado por importantes movilizaciones, de cientos, de miles, de hombres y mujeres, jóvenes, adultos mayores en toda la república.

Hace tan solo algunos días vimos como Paseo de la Reforma de manera inesperada, por la comunicación que se hizo a través de las redes sociales, generó que miles de personas salieran a marchar para defender su acceso a la información, para defender los derechos que hoy el internet y la banda ancha, han posibilitado para miles, para millones de hombres y mujeres en todo el territorio nacional.

Y lo traigo esto a consideración compañeros y compañeras, porque no es cosa menor que en el debate de la iniciativa que presentara el presidente Peña Nieto, pues tiene muchos filos que van en contra del espíritu de la reforma constitucional y que van en contra del derecho a la información que ya está consolidado en el artículo Sexto y en el artículo Séptimo constitucional, que va en contra del espíritu de esa reforma, que este Congreso de la Unión hizo suya y que logró por unanimidad de votos, sacar adelante.

Estamos hablando de que en esa iniciativa presentada por el titular del Ejecutivo, se mantiene el bloqueo de señal en zonas determinadas, la censura previa de contenidos, el almacenamiento de datos de los usuarios sin orden judicial, la obligación de los concesionarios de proporcionar la localización geográfica en tiempo real, de cualquier tipo de dispositivo de comunicación, a solicitud de los titulares de las instancias de seguridad, la obligación de permitir intervención por parte del gobierno de las comunicaciones privadas, así como la obligación de los concesionarios a conservar un registro y control de los usuarios y las comunicaciones efectuadas durante dos años.

También, la intención de esta iniciativa, de bloquear, inhibir o anular de manera temporal las señales de telecomunicaciones en eventos y lugares críticos, para lo que ellos consideran seguridad pública, así como la solicitud de las autoridades competentes.

Este corolario de temas, compañeros y compañeras, es un debate que está en las calles el día de hoy, es un debate que mantienen los ciudadanos y las ciudadanas de este país en las redes sociales.

Porque es una iniciativa la que presentó Peña Nieto, que va en contra de lo que se ha alcanzado en materia de derechos a la información, y esto debería ser preocupación de todas y de todos los legisladores, no solamente los que estamos hoy en la permanente, sino los que estamos a punto de discutir un dictamen que leía yo, hoy declaraciones del presidente de la Comisión de Comunicaciones, de Javier Lozano, quien insiste en querer ser la persona que vaya administrando a cuenta gotas ese dictamen que se va a discutir.

Y va en una visión bastante, bastante limitada, tratando de dar planteamientos sobre cómo mejorar ese dictamen que a todas luces ha sido rechazado por la sociedad, que a todas luces mantiene esa visión de inhibir, de limitar, de bloquear el acceso a la información que tan preciada es por la gente, y que reitero, ha sido motivo de movilización de muchas personas que están pendientes y que están preocupadas por esta iniciativa.

Y lo que queda claro de las declaraciones del presidente de la Comisión de Comunicaciones, es que se carece de una visión integral, que no hay interés de garantizar que el acceso a la información sea verdaderamente un derecho que en esta ley reglamentaria esté claramente consolidado.

Y precisamente por eso compañeros y compañeras, yo ofrezco a ustedes para su lectura, para su revisión, para su análisis y para que conceptos que están en esta iniciativa, sean incorporados al debate, una visión integral de lo que tenemos que tener en un país de 115 millones de personas, con las graves carencias que tenemos de acceso a información en nuestro país, pues una visión integral de un modelo que garantice que no haya un solo joven, que no haya un solo adulto mayor, que no haya un solo niño, que no tenga en el internet y en la banda ancha, un verdadero instrumento democrático de acceso a lo que es la información como un elemento de justicia social.

Y por eso compañeros esta iniciativa que estamos presentando, que busca regular los artículos Sexto y Séptimo constitucionales, establece la inviolabilidad de la libertad de difundir opiniones, información e ideas a través de las tecnologías de la información y comunicación.

Establecemos la protección de los datos personales conforme lo dispuesto por la ley en materia de Transparencia y Acceso a la Información.

Únicamente en el planteamiento que estamos haciendo, podrán llevarse a cabo acciones que bloqueen o impidan el acceso a cualquier sitio o portal de internet, mediante orden o resolución judicial debidamente fundada y motivada.

Estamos planteando como un principio indispensable la libertad para el usuario de accesar a cualquier contenido que esté disponible en el internet, sea cual fuera la naturaleza de éste -Y lo quiero subrayar porque es uno de los principios de una sociedad moderna- tener capacidad de decidir y libertad plena de qué es lo que se puede conocer a través del internet.

La protección al usuario en cuanto a datos personales, no podrán ser divulgados ni revelados a terceras personas conforme a la ley en materia de protección de datos personales.

La obligación de los prestadores de servicios de internet a garantizar la confidencialidad de los datos que les sean proporcionados por el usuario, para que no sean divulgados a terceras personas.

Las comunicaciones o archivos, serán totalmente confidenciales para la protección del usuario, en su defecto las autoridades serán las únicas con la facultad de solicitar la información necesitada, antes debidamente fundamentada.

Por último, el acceso libre al servicio público de conexión a internet, será mediante el aprovechamiento de los recursos, inmuebles e instalaciones de las dependencias y entidades del Estado Mexicano.

Les comparto esta iniciativa, compañeros y compañeras, porque este debate que hoy estamos llevando a cabo en el Congreso de La Unión, y que será motivo de un periodo extraordinario, no es exclusivo de México.

Brasil recientemente acaba de aprobar una iniciativa, un dictamen que va en favor del acceso a la información. Si México quiere ser un país donde la democracia, donde la justicia social, donde la distribución del ingreso, sean plenos y sean reales para todas y todos sus ciudadanos, entonces tenemos que encontrar, que lo que aprobamos en la discusión constitucional se vuelva una realidad en las leyes reglamentarias.

No estaremos de acuerdo en el Partido de la Revolución Democrática de hacerle el juego al gobierno y hacerle el juego al presidente de la Comisión de Comunicaciones, pero sobre todo, impulsaremos esto como un derecho ciudadano, porque compañeros y compañeras, hay cientos, hay miles, hay millones de usuarios de internet que hoy lo que reclaman de nosotros, es verdadero acceso a la banda ancha, es acceso a la información, y es capacidad de encontrar en este elemento de tecnología un instrumento de democracia, como el que requiere el país moderno que estamos destinados a ser.

Revisémoslo y discutámoslo y no le hagamos el juego a los intereses económicos que dijimos en la reforma constitucional que estábamos definidos a confrontar y que ahora en la propuesta de dictamen y en la iniciativa del titular del ejecutivo, contrae el espíritu de lo que aquí votamos.

Es cuanto señor presidente.