Propone PRD garantizar la seguridad jurídica del contribuyente


Intervención en tribuna del senador Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del PRD, para hablar sobre el dictamen que contiene proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Fiscal de la Federación.

Benjamín Robles Montoya, (BRM): Muchas gracias compañeras y compañeros senadores.

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de dirigirme a este Pleno para presentar argumentos fiscales del sector productivo del estado de Oaxaca.

En nombre de los empresarios de mi estado, expuse puntos de vista en torno a la Reforma Hacendaria y entorno al Código Fiscal de la Federación. Lo hice porque entiendo mi responsabilidad como senador de Oaxaca, no sólo para subir a esta máxima tribuna mis propios puntos de vista, sino también aquellos que plantean los ciudadanos, los electores de mi estado.

El sector productivo oaxaqueño lo dijo con total claridad las reformas propuestas por el Ejecutivo al Código Fiscal de la Federación, atentaban y creo que aquí nadie podrá negarlo, contra la seguridad jurídica del contribuyente.

La autoridad fiscal se abogaba facultades arbitrarias, excesivas y discrecionales esto por su puesto, hubiese desembocado en una manifestación abusiva del poder.

Es que muchos fuimos los que en un principio advertimos sobre estos excesos, argumentando la naturaleza draconiana de estas medidas sobre la posible institucionalización de lo que sería una suerte de terrorismo fiscal. Un servidor Incluso, propuso una iniciativa que buscaba remediar esta situación.

De haber aprobada la reforma en los términos que el Ejecutivo lo presentó, hubiese perdido, por ejemplo entre otras cosas, certeza y confianza de que un profesional experto en la materia y reconocido por la autoridad fiscal, haya revisado los registros contables y declaraciones de impuestos, lo que además ayuda a mejorar la calidad de los mismos.

O contar con un filtro para las revisiones directas por parte de la autoridad, incluyendo revisiones de gabinete o exprés, permitiéndole gozar del tiempo necesario para aclarar, tanto malos entendidos por parte de autoridad, como diferencias resultantes de eventuales errores en el registro o las discrepancias en el criterio de autoridad o de terceros.

O gozar de reducciones de multas por diferencias menores en el pago de contribuciones, así como de facilidades en el archivo de la documentación que integra la contabilidad.

Al reformar el Artículo 5to del Código Fiscal de la Federación la propuesta del Ejecutivo pretendía calificar de mutuo propio si una operación tienen o no razón de negocio que la justifique y si ésta tiene o no la razón de eludir el pago de contribuciones.

Esto es una facultad de unilateral que violaba el principio de garantía de ausencia y de debido proceso, pues el contribuyente nunca era oído en juicio conforme al texto constitucional y en pleno respeto a sus derechos humanos.

Actualmente existen acciones legales en la vía civil para determinar si un acto es simulado o no y también para sancionar penalmente a quienes sean defraudadores fiscales.

Pero en ambos casos las partes tienen oportunidad de expresar alegatos y ofrecer pruebas que serán valorados por el juez de la causa y quién emitirá una sentencia.

En este sentido la minuta proveniente de la colegisladora señala que no se estima procedente la propuesta de reforma al Artículo 5to del Código Fiscal de la Federación relativa como aquí también se ha mencionado a la clausula anti elusión derivado de lo que la autoridad cuenta con los elemento jurídicos para analizar no sólo la forma, sino el fondo de los actos y operaciones a lo que los contribuyentes atribuyen efectos fiscales, así como para resolver en consecuencia.

Es por supuesto este tema que lo aplaudimos sin duda alguna, pero también planteamos que en este mismo sentido la propuesta original en el Artículo 26 de este Código eliminaba los causales para fintar en los socios o accionistas, responsabilidad solidaria respecto de créditos fiscales de las personas morales incrementando ésta al porcentaje de su participación social o accionaria.

De esta manera establecía una responsabilidad directa haciendo caso omiso de la diferencia elemental entre la personalidad jurídica de una persona física y de una persona moral como entes completamente independientes. Esto afortunadamente también ha sido subsanado.

Compañeras y compañeros, por supuesto que como todos ustedes sabemos lo difícil que es encontrar consensos en torno a temas tan delicados como este. Sin embargo hay que decirlo, el dictamen que hoy discutimos logra atenuar considerablemente la discrecionalidad de la autoridad en la materia abonando a la seguridad jurídica del contribuyente y garantizando que los ciudadanos nunca se encuentren en estado de indefensión.

Por eso a mis paisanos empresarios les digo que sé bien que hay temas que siguen preocupándolos, ante lo que asumo el compromiso de continuar poniendo sobre la mesa su postura.

Es mi posicionamiento senador presidente.