Pacto por México está en crisis: Miguel Barbosa


  • Injerencia de gobernadores del PRI en elecciones, incapacidad del gobierno para impedir abusos y protagonismo de dirigentes del PAN metieron en crisis al Pacto.
  • Este instrumento de diálogo y negociación debe prevalecer para lograr cambios profundos en el país.
  • Se requieren menos palabras y más resultados, menos lucimientos individuales y mayor participación de la sociedad.

 

Los excesos cometidos por gobernadores del PRI para incidir en el pasado proceso electoral, la incapacidad o negligencia del gobierno federal para impedir estos abusos y el protagonismo de la dirigencia nacional del PAN, que lanza declaraciones que son contrarias a la pluralidad que debe existir en el seno del Pacto por México, hoy mantienen en crisis a este instrumento de diálogo y negociación política, aseguró el senador Miguel Barbosa Huerta.

El coordinador de los senadores del PRD sostuvo que la actitud de los gobiernos priistas en los estados hicieron que el adéndum firmado en la mesa del Pacto por México se convirtiera en letra muerta y, frente a ello, el gobierno de la República no quiso, o no pudo, contener estas acciones, con lo cual convalidó la mala calidad de la jornada electoral.

“Esta actitud pasiva, y hasta complaciente del gobierno federal, erosiona la mesa del Pacto  y lleva a una situación de parálisis , indicó.

Miguel Barbosa Huerta dijo que también contribuyen a está crisis los excesos de protagonismo de algunos de sus participantes, como los dirigentes de Acción Nacional, que ante la presión derivada de su disputa interna, lanzan declaraciones como las de privatizar PEMEX, e incluso hablan de que este tipo de propuestas pueden ser avaladas por el Legislativo incluso sin el aval del PRD.

El también Presidente del Instituto Belisario Domínguez consideró que el Pacto por México será útil en la medida que cambie sus reglas de funcionamiento. Menos palabras y más resultados. Menos actos protocolarios y más reuniones de trabajo. Menos lucimientos individuales y más participación de la sociedad .

Señaló que este instrumento no es un fin en sí mismo, sino una mesa de diálogo político entre los partidos principales  y el gobierno federal.

“El Pacto debe dejar de ser un espacio de exposición mediática, para convertirse en sitio de trabajo que arroje resultados, ya que de los 95 compromisos originales, sólo se han concretado las reformas constitucionales en materia de educación y telecomunicaciones , refirió.

El senador Miguel Barbosa Huerta ratificó que es partidario de la prevalencia del Pacto,  consideró que dicha herramienta política debe mantenerse, ya que el país necesita cambios profundos en su estructura de poder, en sus finanzas y en su organización.

Opinó que la sociedad ve con agrado que los partidos y el gobierno puedan dialogar y llegar a acuerdos, razón por la cual los representantes del Pacto deben ofrecer a la población formas democráticas de disputar y ejercer el poder, leyes para fortalecer el Estado de derecho, mecanismos para mejorar la economía y herramientas para combatir la corrupción, la impunidad y la inseguridad.